sábado, 5 de junio de 2010

Las 2 caras del entrenamiento. Episodio I

Introducción
El objetivo es repasar conceptos centrales del libro que tuve la suerte de escribir con el gran maestro argentino y amigo Fernando Peralta tras su obtención del campeonato argentino del 2006.
Estoy volviendo a estudiar ajedrez y considero a ésta una buena forma de sintetizar ideas fuertes.
Espero que la misión no sea solamente de utilidad para mi sino también para los lectores.
Comencemos con la empresa:

1) Metodología de entrenamiento (by Alejo de Dovitiis)
El ajedrez es un juego científico que contiene aspectos competitivos. Ambas facetas merecen desarrollarse en búsqueda de un progreso personal.
El profesor de ajedrez debe trabajar con mentalidad formativa e inculcarla en sus alumnos mientras que el entrenador realiza sus labores con mentalidad competitiva e irla desarrollando en sus entrenados.
El MI cubano y afamado entrenador Ramón Huertas dice que entrenamiento es el proceso por el cual el jugador genera autoinformación. Esa tarea en la mayoría de las veces requiere de un monitoreo brindado por un coach.
El entrenamiento para ser productivo debe cumplir con los siguientes requisitos:
a) Metódico: tener un método de labores.
b) Regular: trabajar en forma constante y no esporádica.
c) Intensivo: ser cada un día un poco más exigente desde lo cuantitativo.
d) Progresivo: ser cada jornada un poco más duro desde lo cualitativo.

El entrenamiento físico es imprescindible y se divide en cuatro componentes esenciales:
a) Respiración: para hacer fluir mejor la sangre hacia el cerebro y mantener más relajada a la persona.
b)Alimentación: para generar buena energía y facilitar el buen dormir.
c) Ejercicio físico: para relajar todos los músculos del cuerpo y "oxigenar la sangre".
d) Descanso: para recuperar la energía perdida y poder meditar sobre lo ya acontecido.

Aparte de ello debe haber un entrenamiento de la psiquis donde uno se plantee objetivos ambiciosos de progreso que no sean irrealizables además de detectar las fortalezas y debilidades con las que uno carga.
La mentalidad ganadora resulta vital y es un proceder proactivo en pos de la superación personal para obtener mejores resultados. Los grandes de cada deporte tienen una característica: ante momentos decisivos piensan y ejecutan (tienen temores, nervios como todos) pero no dudan ni dejan de tenerse fe.
En momentos claves de un torneo o de una partida se necesitan buenas dosis de tensión (activación positiva de la energía) y de confianza (fe en lo que uno está realizando). Con esos dos elementos se logra la tenacidad y para que ella realmente suceda en nuestro cuerpo y mente se debe amar la batalla y el desafío de la misma por encima del resultado que puede suceder.

No hay comentarios: