lunes, 12 de abril de 2010

Ajedrez para cebras: Toma I

Gracias al encuentro anual que realizamos en la casa de mi amigo y alumno Matías Epelboim junto al MF Diego Mussanti y a Diego López durante el abierto de Mar del Plata pude o más bien pudimos descubrir las bondades de un libro llevado por López denominado Ajedrez para cebras del GM escocés Jonathan Rowson.
Es mi idea ir estudiando dicha obra, haciendo mis comentarios al respecto y debatiendo con ustedes las reflexiones que de esta ida y vuelta surjan.

Toma I
Según el autor (y me permito agregar a determinados niveles de ajedrez) es preferible desarrollar habilidades a agregar nuevos conocimientos.
Acota que "el progreso comienza en el filo de su zona de comodidad" ¿pero cuál será la zona de cada jugador? Seguramente, cual ida a su gimnasio, si los músculos no sienten la sensación de tener que esforzarse esa rutina ha de ser en vano.
Lo que sabemos nos ayuda, nos orienta pero también nos limita: "El tipo de aprendizaje más útil para el progreso en ajedrez es desaprender". Usemos pues la metacognición (reflexionar acerca de nuestro pensamiento) para ello.
Por otro lado el pensamiento retrospectivo aporta al ajedrecista conocimiento (viendo lo que hice, yendo para atrás aprendo la lección) pero el pensamiento previsor le brinda soluciones (veo los problemas que he de tener: es una cuestión de habilidad).
Queda abierto el debate...

No hay comentarios: